domingo, 22 de julio de 2012

El fabulador del Zócalo.-




Estaba el fabulador en la plaza hoy temprano,
encantando con palabras,
a todos los que rodeaban el sector donde se hallaba.
Esos que allí se encontraban, lo escuchaban sin hablar.
En el Zócalo este hombre, gana su vida, vendiendo,
unos muñequitos lindos pequeños que se menean.
Aunque no se ven cordeles, ni sabemos como lo hace,
estos pequeños muñecos, a más decir esqueletos,
bailan, se barazan, se acuestan, saltan, se arrodillan y andan,
mientras el vendedor habla como "charlatan de feria".
Es increible la labia, que este señor nos demuestra.
Pasa su tiempo ofreciendo, a todos los transeuntes,
el muñeco cadaverico, que está vivito y coleando.
Mientras el muñeco baila, los niños, quietos, lo admiran.
¡Cómo baila el muñequito!...
Los grandes, sonriendo "a penas", como diciendo,
"¡es un cuento!".
Pero a todos ha atrapado, este señor con su charla,
ofreciendo los muñecos, que no paran de bailar.
¿Quién sabe como es el truco?, no lo hacen nada mal...
Por eso, por la actuación, que ha brindado, él esta tarde,
sabiendo que es un engaño, que es un vil fascinador...
Yo, me he dejado embaucar, haciéndo que le creía,
le he comprado un muñequito, para premiar su actuación.
Y me he marchado contenta, sabiendo que es un ladrón...


Mexico D.F. 22-07-12 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”