sábado, 28 de julio de 2012

Alicia en el pais de migraciones...

Todo estaba en orden, las valijas hechas, el bolso organizado, el taxi en la puerta a las 5.45a.m.
 Es que el vuelo de Aero M., salía a las 9.30 a.m. y era necesario estar en el aeropuerto Benito Juarez al menos con tres horas de anticipación.
Alicia, estaba por despachar las valijas, cuando la empleada de la aerolinea le indicó que no podría hacerlo, sino entregaba el papel de migraciones...
Luego de buscar el papelito y comprobar que se le había extraviado, Alicia escuchó las indicaciones de la empleada quien la mandó hacia la otra punta del aeropuerto a la oficina de Migraciones.
Alli comenzo esta triste historia.
Como era sábado, la oficina estaba cerrada y abría recién a las 8 a.m. es decir que, Alicia comprendio que  debería esperar 1 .30 hs.para ser atendida.
Un poco preocupada  decidió quedarse en la puerta de la oficina, ya que esto le aseguraba el primer lugar para ser atendida a las 8 a.m.
Pero la realidad supera la ficción ampliamente, pocos minutos antes de las 8 llegó una empleada de migraciones con varios papeles que entregó a quien detrás de la puerta de vidrio, la mantenía celosamente cerrada...
Es de suponer que los demás que hacían la cola para ser atendidos,  no tenían los privilegios de ser empleados de migraciones,  por eso la diferencia en el trato.
A eso de las 8.06 a.m. se abrieron las puertas y en estricto orden de llegada,  fueron pasando para ser atendidas todas las personas que debían tramitar en esta oficina.
Al ingresar debían firmar, colocar el nombre y se les indicaba que tenían que sentarse a esperar,como si el tiempo no corriera, ni fuera importante para poder embarcar,  el personal de la oficina se tomaba su tiempo en revisar, lapices, asientos y algunos papeles de otros días.
Las personas que viajaban y que corrían el riesgo de perder sus vuelos debían esperar...
Alicia esperó tranquila, pues había tiempo, fue llamada primera, ese era su turno, por una empleada quien comenzó a trabajar sin ningun apuro, sintiéndose la dueña del lugar.
Ante el requerimiento de Alicia, de que por favor  le indicara que debía hacer para no perder tiempo, la señora, comenzó a dar ordenes a los gritos y a decirle que se callara.
El colmo fue cuando cuando al mirar  el pasaporte italiano de Alicia, la mujer, le recriminó:  "usted no es italiana"  y le dijo gritando, " usted es argentina".
Alicia, le contesto: este es mi pasaporte, con el que ingrese al pais,  a lo que la mujer ya en voz más alta y discriminatoria le dijo "usted reniega de su nacionalidad", luego le indicó  que tomara asiento que ya la llamaría.
Molesta por el modo en que la maltrataba, Alicia le dijo, que podía llegar a perder el avión, la mujer le pidio entonces al guardia de seguridad que llamara a un  número ( lo que resultó ser a un policia) y le dijo a Alicia que se sentara, se callara que no la hiba a atender por diez minutos...
La policia llegó y Alicia le dijo:" por favor señorita la empleada demora y me tiene perdiendo el tiempo, ayúdeme que no quiero perder el vuelo", la policia le dijo que esperara.
Así lo hizo, la empleada luego de un buen rato, la mandó a la aerolinea a buscar la tarjeta de embarque.
Luego lenta y  parsimoniosamente comenzó a entregarle a Alicia papeles para llenar, lo que ella hizo en pocos minutos.
Esta velocidad de resolución por parte de Alicia, quien guardaba silencio y no preguntaba nada, parecía molestar sobremanera a la extraña empleada.
Cuando luego de formar un pequeño expediente, la señora se dignó a entregar el papel necesario para embarcar, Alicia se dirigió hacia el sector donde debía entregar las valijas.
Pero ya era tarde, el vuelo ya estaba cerrado.
Alicia se dirijió entonces a la  oficina de AeroM. donde le informaron amablemente que quedaba en lista de espera, hasta la noche, es la primera en la lista, pero aún no tiene el ok-
Ahora desde la zona de cafes frente a Starbucks, Alicia escribe este relato, preocupada por la salud mental de la empleada con aires de "Dueña de  Vidas y Nacionalidades Ajenas".
Alarmada,por la burocracia y su infinito poder.
Alicia  cree, que esta persona ha de hacer mucho mal a aquellos, muy tercermundistas, que con pocos conocimientos, se acerque a esa oficina a pedir ayuda.
Pensemos en las personas analfabetas,o semianalfabetas que necesiten hacer un tramite.
Pues en la oficina de migraciones del aeropuerto, la Ley la escribe una pobre empleada con aires de grandeza ,que empequeñece la calidez y el buen modo tradicional de un pais tan cordial como suele ser,  en general, Mexico.


Aeropuerto Benito Juarez,  Mexico D.F. 28-07-12
AluC.G.Maveroff P.Peyran.-


Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”