sábado, 21 de julio de 2012

Los guardianes del Museo

LOS ESMILODONTES
Los guardianes del Museo
Imagen emblemática de la Ciudad y parte fundamental de la fachada del Museo de Ciencias Naturales, los "tigres con dientes de sable" fueron creados por Víctor De Pol
Los Esmilodontes

La escalinata de acceso al Museo de Ciencias Naturales está custodiada por dos esmilodontes o tigres con dientes de sable. Creados por el artista italiano Víctor De Pol, se convirtieron en el símbolo más representativo de la institución platense, presentados a la sociedad el 19 de noviembre de 1888.
En posición intimidante, de custodia absoluta, estos animales prehistóricos, de carácter ornamental, fueron realizados en cemento, tras un pedido del fundador del Museo, Don Francisco Perito Moreno.
De estilo realista y buen modelado muscular (fuerte y plástico, apto para la vista a distancia), las piezas combinan grandes planos laxos y lisos con puntos de volumetría acentuada y cavidades que dan contraste de valor y realzan el sentido de masa. Por ejemplo, las cavidades de los ojos que producen un efecto real de concentración y mirada lejana.
Aunque no existen documentos que lo avalen, se ha señalado en varias oportunidades que la reconstrucción anatómica de los animales fue hecha por Víctor De Pol en colaboración con paleontólogos del museo, entre ellos Florentino Ameghino. Sin embargo, el remito de cuatro bronces de la casa Fabre de 1877 consigna que ésos fueron los "modelos que han servido para el trabajo de los dos grandes tigres del frente del edificio", lo que relativiza la afirmación tradicional del estudio de los esqueletos.
SIMILARES PERO DIFERENTES
Según consta en el Inventario Patrimonio UNLP, "los arquitectos Heynemann y Aberg, atendiendo al principio de simetría, deseaban que ambos esmilodontes fuesen idénticos pero De Pol se puso de acuerdo con Moreno y los hizo distintos. Un examen atento permite apreciar entre otros detalles que en una de las esculturas, el animal ha sido representado con las patas anteriores dirigidas hacia delante; en la otra, en cambio, estas aparecen cruzadas".
En este sentido, y según consta en los registro de la Universidad Nacional de La Plata, "es justo reconocer que la restauración efectuada en 1945 por el artista Máximo Maldonado ha permitido mantener la integridad de estas preciosas obras de arte".
En diciembre de 1997, como consecuencia de un ataque vandálico, la cabeza de uno de los tigres apareció destrozada. La cara, el hocico y los dos enormes colmillos del esmilodonte ubicado a la izquierda fueron destruidos por completo. Una semana después, y tras recibir ofertas de reconocidos especialistas del país y el exterior para restaurar la obra, un equipo de técnicos en recuperar moldes y piezas del Departamento de Paleontología del Museo, encabezado por Darío Fernández, se hizo cargo del trabajo y el tigre volvió a lucir su mirada desafiante.

Ubicación: Museo de Ciencias Naturales, Paseo del Bosque
Autor: Víctor De Pol
Fecha de inauguración: 19 de noviembre de 1888
Material: Cemento


Extrauido del suplemento del Diario El Díaq de La Plata.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”