sábado, 16 de noviembre de 2013

Un águila.-

"Me siento un águila, la vida se me pasó volando..."

A veces..

"A veces hay algo atrapante en el olvido, es eso que te impide recordar..."

Para pensar.

"De nada vale nuestra alegría si hay un niño en la calle..."

En los charcos de la villa crecen flores amarillas...

En los charcos de la villa crecen flores amarillas pero nadie las plantó.
Los autos pasan ligero, por la autopista veloces
no saben que yo te quiero porque nada ellos conocen
ya que nunca se detienen, solo pasan y se van.

El sol pronto se refleja en el agua cristalina de ese charco de la esquina,
que brilla de color plata cuando los rayos lo besan
temprano o al mediodía mientras las flores se muestran coloreadas y elegantes y hasta un poco desafiantes...desentonado tal vez.  
Quizás ellas solo sean el único adorno bello que tenga en ese barrio pobre
al que nadie lo protege y ninguno lo embellece.

Mas estas flores tan pillas, bellas, todas amarillas merecen ser mencionadas
porque desafiando al barro en el agua de la lluvia dieron color al lugar.
Cuando llegó primavera un día sin más razón, nacieron flores pequeñas
de colores amarillos que iluminan este sitio donde faltan muchas cosas
pero hoy no falta el adorno que ellas ponen tan sencillas, solo por estar allí.

Cuando yo paso y las veo me recuerdan tu belleza me alejan de mi tristeza
y alegran mi triste día, al verlas así sencillas pues se parecen a ti
Y me quedo tan contento de pensarte con las flores,
sabiendo que como ellas, tu alegras mi jornada, pues recuerdo tu mirada
y  te tengo en mi cabeza desde que te conocí.


Bs.As.16-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

viernes, 15 de noviembre de 2013

Lo que nos diferencia...

Lo que nos diferencia
es la respuesta
y si bien es cierto que
no podemos hacerlo todo iguales
Sabemos que  según el tiempo la vida
nos presente desafíos
y aunque  lo que vivamos se parezca,
lo que nos diferencia
es la respuesta.
Todo será según lo comprendamos,
será también
hasta donde podamos
alcanzar a entender y comprender
como y por qué
es así que ha sucedido
Entonces surgirán nuestras respuestas
esas las que dirán más de nosotros
que si  habláramos mucho
sobre el tema...
Lo que nos diferencia
es la respuesta
que puede alejarnos o abrir la puerta...

Bs.As.15-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

jueves, 14 de noviembre de 2013

Vida.

¿Cómo vivir soñando si todos son instantes?
Son momentos apenas,
que pasan y se alejan.
Lo bueno y lo malo lo creamos
inventando respuestas...
Luego vivimos en el brillo del sol
o entre las sombras,
según sea entendido.
Sabemos que hoy no solo la luz brilla
y que también tiene belleza
la oscuridad del día.
Instantes cotidianos que se alejan,
todo lo que vivimos está dentro,
infierno y paraíso, amor y odio,
los hacemos justo aqui,
los creamos acá en esta tierra.
Mientras marchamos ignorantes,
en el descubrimiento
de instantes que se alejan todo el tiempo.
Pese a todo sabemos y esto es cierto
aún la oscuridad tiene belleza.


Bs.As. 14-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Otra vez..

Otra vez como todos los días el sol
se atreverá a salir por la mañana.
Habrá trepado desde detrás del horizonte.
Y otra vez brillará desde el cielo.
Otra vez estarán  sonriendo aquellos que
se desviven por lo que han de hacer hoy con sus vidas,
pensando acaso ilusamente que de esto dependerá
el mañana.
Otra vez cometeremos la macana de pensarnos
hacedores de la vida.
Otra vez nos creeremos tan valientes como para desafiar
los retos del mañana y a la muerte.
Otra vez los sueños nos pondrán en movimiento para
machar andando convencidos de podemos seguir para siempre
en el camino.
Otra vez las risas y los llantos gobernarán nuestros días.
Y así lentamente como ascendió el sol esta  mañana
en la tierra seguiremos inventando el destino.


Bs.As. 13-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

martes, 12 de noviembre de 2013

La casa de Lea Figallo, en Pilar,(Derqui).

Diario Pilar Regional.-

La casona más antigua del distrito está en Derqui y es de 1720


por Alejandro Benedetti


Hay varias características que denotan su gran antigüedad. Sus paredes miden medio metro de ancho y sus ladrillos son de arcilla cocida montados sobre barro. Las rejas de puertas y ventanas son bien gruesas y sus herrajes de formas artísticas.
Un aljibe en el patio habla del sistema para proveerse de agua potable, en tanto algunas mesitas de material tienen diseños muy antiguos. La casona está sobre el denominado “Camino Real”, nombre que se le daba al paso de las carretas de antaño, más precisamente de la época de la colonia, sometida a los mandatos de los virreyes españoles.
Hoy se la puede apreciar a unos 200 metros de calle Colombia del barrio Monterrey Sur, en Presidente Derqui. Un camino sinuoso atraviesa un monte y disimula su presencia, hasta el viejo portón de madera. De inmediato se ve un cartel que dice “Lea Figallo”, y luego se abre un gran y cuidado parque que la rodea.
Según su actual propietario, se construyó nada menos que en 1720. Eso implica que con sus 291 años, sería la vivienda particular más antigua del distrito de Pilar y, tal vez, de la provincia de Buenos Aires.
Su rústico hogar, con una prensa fabricada en Estados Unidos en 1876 para hacer mosto y grapa, suma en esa dirección, como sus altos techos cruzados con gruesas vigas de roble y ladrillos a la vista. Igual con sus antiguas cocinas a leña, o las salamandras de hierro ornamentado. Entonces no se avizoraba la energía eléctrica y se apelaba a candelabros y faroles de cobre con aceite; los mismos que hoy cuelgan en la casi laberíntica casona.
Gruesas puertas conservan espejos que las cubren completamente casi disimulándolas. Si se las abre se puede acceder a un baño, a un dormitorio o a una escalera que lleva al altillo.
Si ya de por sí es una reliquia muy bien conservada, se le puede acotar un hecho decisivo en nuestra historia. Es que, de acuerdo a relatos pasados entre varias generaciones hasta hoy, el general Justo José de Urquiza habría acampado allí con sus tropas antes de la decisiva Batalla de Caseros que libró contra el ejército de Juan Manuel de Rosas.
Tal es así que el recordado historiador derquino Iván “Kico” Boragno, sabía bien que desde la Universidad Nacional de La Plata y desde la Universidad de Buenos Aires, años atrás, gestionaron el permiso para excavar en búsqueda de restos del entonces Ejército Grande. Sin embargo ese trabajo arqueológico aún no pudo concretarse.

Fe y solidaridad
“Esta casona y las hectáreas que la rodean pertenecían a la señorita Lea Figallo, una mujer de bien que donó muchos terrenos y que fue una integrante originaria de la Fundación Presidente Derqui” cuenta Saúl Rodríguez, el actual casero que junto a su esposa, Ramona Miño, la mantiene casi impecable.
La señorita Lea Figallo era una inmigrante italiana de gran sentido común y profunda fe católica. Entre otras cosas el Hogar Santa Marta se levantó sobre el amplio predio que ella le donó a esa congregación religiosa. Otro de los varios ejemplos de su solidaridad fue la gran cantidad de materiales que en la década del 70 donó para la construcción de la Escuela Técnica Nº 2 de Presidente Derqui.
Uno más: cuando la Guerra de Malvinas, en 1982, cedió un amplio espacio al Ejército Argentino para que instalara una poderosa antena de comunicaciones. En los años 90 llegó el ocaso de su fructífera vida, y el heredero de la antigua casona fue su sobrino, el doctor Flavio Esturra; un cirujano plástico que con sus 80 años goza de un reconocido prestigio profesional y humano en un tradicional sanatorio de la Capital Federal.
“El doctor quiere mucho este lugar, lo conserva tal como lo recibió y tiene toda la documentación que acredita que se construyó en el año 1720”, reitera Ramona Miño mientras aviva el fuego del gran hogar.
Sus paredes encierran un enorme cúmulo de nuestra historia, y se asegura que sus pisos -aún originales- fueron caminados por el general Urquiza. El gran enigma a develar es quién la levantó 291 años atrás, cuando todavía ni se pensaba en que estas tierras podrían independizarse de España.



El hogar con una prensa para el mosto, fabricada en EE.UU.

Foto en el campo de Lea Figallo.


En el campo un verano de niña con mami y mi hermana melliza Beatriz.-

Mensaje en la piedra.-


Madera...


Si así lo fuera...

Si así  fuera...
serías tan prudente que seguramente
nadie se atrevería a confirmarlo.
Nada dejarías entrever,
nada te acompañaría,
nada mas que tu soledad,
por cierto que nada dirías a los otros nunca.
Si pudieras... seguro que lo vivirías alegremente
cantando tu alegría...
Otra cosa no harías,
no sería pertinente el hacer nada
que no estuviera bien ni fuera extraño,
nada harías,
que a otros pudiera lastimarlos.
Sabiendo que:
quien lastima al otro se lastima,
que quien ofende al otro a si mismo se ofende.
Seguro que caminarías la vida...
así como si nada,
Como lo has hecho siempre...
como lo hiciste hasta ahora enamorada
del mero hecho de saberse vivo...

Bs.As.12-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

lunes, 11 de noviembre de 2013

Jacarandá.-

Esta mañana
al subir a la autopista,
me saludó un jacarandá,
el día era gris hasta entonces,
luego se volvió bello....
                                 Alu.-

En el medio.-

File:Punishment sisyph.jpg
 Sisyphus por Tiziano, 1549
 "No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible" Píndaro.



Siempre he pensado que es mejor ubicarse en el medio, ni a un lado ni al otro, no son buenos los extremos...

¡Que allí donde está el medio sea yo!

Ubicarme en el medio siempre, tal vez un poco a la derecha o a la izquierda según me plazca, pero a mi me parece que allí está el sitio donde debo estar:

"cerca de la duda... de la lucha,   lejos de los dogmas..."

No quiero salir de un laberinto de cuestiones para entrar en otro laberinto de errores, de "verdades absolutas" en donde reina la sumisión.
No estoy dispuesta a perder mis fuerzas "negociando" quiero seguir viviendo tras la búsqueda de las soluciones...
No quiero quedar así atrapada, no quiero estar "muerta en vida".
La vida que es constante lucha contra la muerte, contra todo lo que esta representa, contra el abuso del poder.

"Cada vida es sagrada."

y yo no quiero negociar la mía entrando en un laberinto que me alcance una pseudo calma...
No quiero que mientras busco "la Paz" encuentre "el autoengaño..."
y creyendo que llegué a la "Verdad" llegue a eso que no existe.

Quiero vivir allí en el medio, porque no es fácil,  porque deseo vivir junto a la duda y  permitirme pensar  que tal vez no tengo razón.

Y así como el mito de Sisifo, deseo decir: que "pese a todo soy feliz":
Porque la lucha contra la muerte justifica la vida es luchar contra toda injusticia contra todo abuso contra todo aquello que en esta vida representa muerte.
Entonces estaré viva y podré decir :que "pese a todo seré feliz..."

"Uno debe imaginar feliz a Sísifo", lo que aparentemente lo salva de su destino suicida. Albert Camus.


Bs.As 11-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

QUINTA TRABUCCO, Fotos.- Vicente López Florida Oeste.

Parque.-

Antigua reja.-

Vista del parque desde el interior.

Ventana.


Camino interior.

Escultura "Desde los huesos"

Los árboles de la quinta.

Esculturas del concurso.-

Casa de los caseros.

Campanillas azules I.

Campanillas azules II.

Parque I

Parque II

Tronco.

domingo, 10 de noviembre de 2013

QUINTA TRABUCCO

Desde mediados del Siglo XIX, las familias adineradas de Buenos Aires, comienzan a ser atraídas por el rio, la vegetación y las barrancas de la Zona Norte, para establecer sus casas de verano.

En 1892, José Antonio Trabucco compra un predio de 10 hectáreas en Florida, barrio del partido de Vicente López (calle Melo entre Francisco Beiro y Estanislao del Campo), como lugar de descanso fuera de la Cápita.
En 1900 se construye la casa al estilo neoclásico de la época con detalles italianizantes, se le encarga a Luigi Mendaro la parquización y se agrega un rancho para el quintero capataz y 7 peones que cuidaban el jardín, la huerta, los frutales, además de las gallinas, patos ovejas, cerdos y algunas vacas que proveían los bienes de consumo para la familia y sus parientes.
Contaba con pileta de natación, canchas de tenis y de bochas y varios caballos de tiro, blancos, que fueron famosos en los Carnavales de la época.
José Antonio Trabucco estaba casado con Ana Viglione y de este matrimonio nacieron 3 hijos, Delia Ana, Zulema y Alberto.
La quinta se llamo “Villa Delia”, por su primera hija.
La casona fue escenario de reuniones musicales y literarias, aparte de los acontecimientos familiares (casamiento – luna de miel).
En 1930 Trabucco dona un terreno en Melo y Francisco Beiro y allí se levanto la Parroquia Nuestra Señora de la Guardia.
En 1939, muerto Trabucco, su esposa decide donar el casco de la quinta al Municipio para convertirlo en un paseo público.
Esta donación se haría efectiva a la muerte de sus hijos.
Tuvieron una única nieta, Nélida, hija de Delia.
En la década del ´50, el trazado de la ruta Panamericana cercena el predio.
En 1959, Nélida y su tío Alberto donan los terrenos aledaños a la Parroquia y en ellos se levantan el Colegio Parroquial (sobre F. Beiro) y el Instituto Ceferino Namuncura (sobre Melo).
Se lotea la manzana circundante a la Parroquia, se abre la calle Rosetti y la superficie original se reduce a 1,5 hectáreas.
Fallecidas sus hermanas, Alberto queda como único habitante de la casa, a pesar de ser un importante pintor impresionista de la talla de Berni, Spilimbergo y otros, vivió en un total ostracismo y murió soltero en 1990, con casi 90 años de edad.
Recién entonces el Municipio pudo tomar posesión del legado y una vez restaurado, se convirtió en uno de los Centros Culturales importantes del Partido.
Allí funcionan diferentes talleres, se realizan exposiciones y espectáculos de primer nivel 

Mejor perspectiva.

Porque la cultura siempre te dará mejor perspectiva.

Adquiriendo sabiduría.-

"Mañana cometeré nuevos errores,
pero seguramente solo será para aprender...."
                                                         Alu.-

VINCENT VAN GOGH la noche estrellada.-


Para derrotar a la derrota.-

Para derrotar a la derrota dicen
debemos sonreír
solo con la sonrisa se la derrota,  así de sencillo es.
Para esto hay que trabajar constantemente,
seguir buscando,no dejarse vencer por el agotamiento,
no dejarse invadir...
Hay que saber quien eres y que quieres
y como te gustaría contestar, como mostrar como eres de verdad,
sin dejarse influenciar...
Debes saber hacia donde apuntas, que es lo que te puede herir,
analizar con tranquilidad lo que te moviliza y no actuar por impulsos
o porque sí.
Ante todo debes saber en donde estás parado sin dejar de sonreír,
nadie ni nada podrá cambiarte ni quitarte
tu alegría de vivir...
Para derrotar a la derrota para  poder seguir en pié,
debes saber en dónde estás parado
y nunca dejar de sonreír...

Bs.As. 10-11-13Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”