jueves, 3 de mayo de 2012

Anduve...














I
Anduve tantos pasos, caminando...
buscando otros senderos
andando tras tesoros que luego no encontré.
Pues estos, no eran tales, ¡qué ilusiones¡
más haberlo intentado, ya los hizo valiosos.
Pero seguí mi marcha, busqué, seguí buscando,
así sin detenerme ,muchas luces más brillaron,
marcaron el camino, que a veces no seguí,
porque perdí mi rumbo...
Pero nunca detuve, mis pasos en la marcha,
aunque corregí siempre, el ritmo de mi ruta,
nunca derivé el rumbo, nunca me estacioné.
Porque la vida es eso, marchar sin detenerse,
andar, siempre seguro, regalando lo bueno,
disfrutando los días.
Buscar el porvenir, sin temores ni sustos, segura,
y con las ganas de no hacer mal a nadie,
tratar de hacerlo bien.
Dando sin pedir nada, sin esperar un premio,
porque ya lo tenía, ya está en el vivir.

II
Se que un día de estos, yo deberé marcharme
yo deberé partir.
Entonces:
Quiero que cuando sea el día de mi partida,
mi viaje sea liviano, así, sin muchas cargas,
que me vaya contenta, que pueda irme cantando.
Yendo con la alegría de haber vivido en serio,
de no llevarme nada, de haber saldado deudas,
y haber sido feliz...


Bs.As.03-05-12AluC.G.M.P.Peyrán.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”