sábado, 19 de septiembre de 2015

"El gato y las campanas".

"El gato y las campanas."

El gato caminaba sobre los sillones del living de la casa,  desde fuera su imagen reflejada sobre la ventana lo hacía similar a una pantera, el color negro del animalito le daba una elegancia particular.
La noche ocultaba otras imperfecciones creando para quien quisiera observar, un teatro griego que centraba su obra sobre el escenario con infinitos destinos.
A diferencia de los romanos que crearon el "pan y circo", lo griegos buscaron mas, tal vez haya sido la libertad quien los inspiro.
El gato continuó su marcha y luego de una media hora se acurrucó sobre uno de los almohadones y  se durmió tranquilo luego de oír las campanadas de las nueve.

Nadie podía comprender como el sonido de las campanas aun marcaban las horas y la vida en ese pequeño pueblo,nadie porque en ese tiempo ya todo el mundo tenía su reloj.
Solamente a Marcos le fascinaba escuchar cada campanada, le recordaba a su abuelo un hombre de trabajo venido de Polonia, que le había contado como las campanas habían salvado la vida de muchos polacos de origen judío en su ciudad natal vecina a Zakopane.
El Tatri es una zona de montañas, algunas pequeñas poblaciones, una laguna que como una añoranza recuerda al lejano mar y que fuera bautizada  "Morskiojo", "Ojo. de mar".
De allí era. Jurek el abuelo de Marcos, mas exactamente de Bukobina Dolna, donde los campos vecinos a las montañas dan el trigo y la cebada, de allí donde los quesos de cabra ovalados, de cascara de color naranja se decoran con rústicos relieves  geométricos.

Durante la guerra este sitio fue una bendición para muchos judíos polacos, la cercanías con los bosques y las montañas les dieron abrigo y el haber nacido en Polonia, les dio la protección de conocer la tierra y ser parte de su gente.
Nada pudieron hacer los soldados nazis con ellos. Del ghetto de Krakow vinieron unos cincuenta jóvenes escapando de los exterminadores, los campesinos les dieron abrigo, comida y protección.
Poco se sabe de esto en los libros de  historia, pero quienes conocen las historias regionales muchas veces saben más de la vida y sus hechos que muchos catedráticos laureados.

En esos tiempos Jurek era muy joven, adolescente sus amigos reían por su extrema delgadez esta característica le fue muy útil al momento de correr para advertir la llegada de los nazis cuando se acercaban para hacer las razias.
Además Jurek tenía un gato negro muy inteligente que cuando los soldados se acercaban comenzaba a maullar pidiéndoles comida, siempre algún alemán sensible le daba algo de comer. Mientras esto le permitía a Jurek correr y avisar para que los amigos judios escapen al bosque.

Cientos de veces hicieron esta triquiñuela así salvaron muchas vidas.
Pero una tarde el gato no pudo convencer a un maldito soldado, cuando se le acercó "la bestia"( es decir el soldado ) destrabo su fusil y haciendo alarde de su instinto asesino apunto hacia el gato que parecía ya condenado a una segura muerte.
Claro que siempre existen posibilidades de escapar del destino y esta fue la suerte del pequeño felino. Cuando el alemán ya estaba por disparar; sonaron las campanas de la  iglesia del pueblo.
El soldado dudo, contó las campanadas y como si un ángel le hubiera transformado bajo el fusil y dejo que el gato escapara.
Sus compañeros lo miraron y sin entender que paso, inmediatamente le consultaron:" ¿por qué no mataste a ese infeliz gato que ya era tu presa?".
Rolf el sanguinario soldado contesto seguro:"¿no saben que matar a un gato luego de siete campanadas es de mala suerte?
Siete vidas tiene el gato, siete fueron hoy las campanadas, un aviso para yo lo perdonaran..."
Siguieron su camino y por supuesto no hallaron a ningún judio, todos se habían refugiado lejos detrás del bosque.

Lo insólito es que si bien se dice que "los gatos tienen siete vidas",  para el pueblo el pueblo  judio  este numero tiene una significación especial; el siete es "el numero perfecto..."
Y fue así que el número siete, fue ese día la salvación para los perseguidos...

De esta historia que le contó su abuelo surgía la fascinación de Marcos por el sonido de  las campanas...
19-09-15Gambolo,Ali.

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”