domingo, 24 de noviembre de 2013

Comenzamos a medir para poder estandarizar el orden...

Entonces comenzamos a tener en cuenta al tiempo,
comenzamos a medirlo.¿Para qué? para poder entonces
acumular poder, poder organizar la vida, organizarnos
y dominar nuestros haceres...
Primero fueron la luna y las estrellas que nos sirvieron
para  medir el tiempo, luego el reloj de arena, pero este
no servía en las noches, entonces fue el reloj de agua
para contar doce horas sin necesidad de las estrellas.
¿Por qué doce? por las propiedades matemáticas de estos,
por su gran divisibilidad, ya se usaba hacía mucho tiempo
este número para el comercio,
entonces los egipcios lo usaron  para medir el tiempo,
lo mismo hicieron con el número sesenta que también es
de gran divisibilidad...
Una unidad de medida estándar para medir el tiempo
de la noche y de las horas de sol,  ¡Qué maravilla!
Si se domina el tiempo, se podrá entonces programar
y calcular para vivir bajo ese sistema.
Medir, planificar, ordenar y ser precisos par dominar
estandarizar el orden para organizarnos y buscar entonces el progreso.
La estandarización de las medidas,  primero no existía,
a través de la historia, los países y los reyes imponían  sus medidas
en forma arbitraria.
Se hizo necesario un día, universalizar el orden, fue
bajo la academia francesa para estandarizar las medidas bajo
un patrón que fuera universal, eligieron la tierra y una nueva unidad
llamada Metro.
Universalizada así estaba el patrón de las medidas para siempre
y para toda la vida.


Bs.As. 24-11-13 Alu C.G.Maveroff P.Peyrán.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”