jueves, 18 de abril de 2013

Justicia.18 A

Escribo esto para que se comprenda la situación actual de la Argentina.Un gobierno que no hace lo que debe , que quiere cambiar  aspectos de la Constitución nacional.
Un gobierno cuya presidente cree que estando fuera de Buenos Aires, las protestas y marchas no existen.Este modo es propio de un accionar banal.
Pero la marcha multitudinaria que en estos momentos se produce, en todo el país,  en contra de  la corrupción y los cambios  a la Justicia, no es más que la demostración de la cultura del pueblo argentino.
Que de esta forma da su apoyo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a fin de  proteger la vida en democracia, es decir a la República, al defender la división de Poderes.
El gobierno parece que se inspirara en Carl Smitt (realismo politico).
Pues ¡no¡ los argentinos decimos :¡No!, no somos ni nazis ni fascitas.
Somos un pueblo que no está dispuesto a perder su democracia que tanto nos costó.
Bastante malos ejemplos vemos en los vecinos como en Venezuela, en donde se engaña a los pobres y se abusa de sus necesidades.
Pero la realidad parece que no se puede ocultar, tal vez las  inundaciones de hace dos semanas, los muertos y pérdidas materiales, la comprobación de que no estaban hechas las obras de infraestructura que hubieran evitado la catástrofe.Y el saber que  los presupuestos existían...
Así como las últimas novedades de la corrupción, escandalosas, que se descubren ahora, aunque eran ya conocidas.
Bien tal vez conocer esta realidad por parte de la mayoría del pueblo argentino, nos haya hecho perder el miedo, estoy tranquila porque se que "quien conoce no teme" y puede ponerse en marcha exigiendo un pais mejor.
La problemática institucional argentina, tiene como centro la corrupción, la falta de justicia por miedo a denunciar, la injusticia y el desinterés por hacer las cosas bien.
Hoy el pueblo condena. Surge el desafio politico a la oposición , que deberá analizar y tendrá que presentar esta presencia de las calles, en el Congreso Nacional y representarnos.
Es esperanzador porque hemos abierto los ojos...

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”