miércoles, 13 de marzo de 2013

A la fine del mondo...

Transcribo parte de lo que envié hoy amis amigas:
Cuando se dijo que el Cardenal Jorge Bergoglio es el nuevo Papa, recordé lo qe dije hoy en el almuerzo a mi hermana Beatríz: " Vas a ver, el Papa creo que va a ser Bergoglio y agregué, pues la situación actual de Argentina me recuerda mucho la Polonia que conocí cuando fuí alli por primera vez..." No soy analista, pero pienso en las similitudes ...
Ni bien se anunció por la TV que el Papa elegido era Bergoglio de Argentina, me emocioné.
Le llamé a Beatriz que estaba trabajando en el Liceo y no sabía nada...
Luego recibí un llamado de Ela, mi amiga polaca desde Warszawa y la felicitación de Martha de México y el llamado de Luisa y el mail de Antonella, desde Italia, que me alegraron muchisimo.

Bueno, "habemus Papam" y nació en la misma ciudad que yo, acá en el "Fin del mundo".
El cardenal Jorge Mario Bergoglio, hijo de inmigrantes italianos, el padre obrero ferroviario y la madre ama de casa.Se ha destacado por su "perfil bajo" su austeridad y servicio a los necesitados.
Según me cuenta mi amiga Norma,"se ocupó mucho de los pobres, de los marginados. Refugió a la monja Marta Pelloni ( a quien admiro mucho) y daba misa en la Plaza de Constitución!!! de Buenos Aires", un sitio muy popular y de transito constante de gente de trabajo.
Nunca desde que asumió como arzobispo de Buenos Aires quiso mudarse a la casona del Arzobispado, no le intresaron los lujos.Vivió hasta ahora en un pequeño departamento de dos ambientes en Bs.As.No tiene automovil, viaja en subte (metro) y en colectivo (autobus).Se desplaza por Buenos Aires camindo como cualquier persona. Creo que por eso,  ha decidido llamarse Francisco I en honor a San Francisco de Asis.
Como dije al comenzar, no soy analista pero lo sucedido, me parece bueno. "Mi compiaccio".
Y pido que tengamos en cuenta que Dios es Amor, seamos más tolerantes, inclusivos,  mas sencillos, resumiendo más parecidos a lo Cristo predicó...
Bs.As.13-03-13Alu C.G.Maveroff P.Peyran.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”