viernes, 20 de abril de 2012

La felicidad de crear.-






Disimulando entre la vida diaria
sin tiempo y llena de palabras,
en una ciudad que peca por urbana
de ruidos y rutinas raras,
es candidato tras los escritorios,
a media luz y casi sin espacios,
a permanecer escondido en los estantes...
Surge entonces, la poesia a cada día,
como la música  detrás de un escenario.
Como un corsario, que busca tesoros,
entre la arena de la costa brava,
desde palabras y lenguajes nuevos,
surge la poesia y resurge el alma.
Entonces, se descubren en forma intensa,
las sensaciones de aquellos, los que reciben
estos escritos donde se registran,
felicidad, tristeza, palabras y momentos,
puestos en una hoja de papel por quien los crea.
Descubriendo al decir, su propia alma...

Bs.As.20-04-12AluC.G.M.P.Peyran.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”