viernes, 19 de mayo de 2017

Gracias.



Gracias a las ideas que sin proponérmelo se me presentan,
Gracias al agua, al polvo y al viento y a los milagros laicos de la vida.
Gracias al azul del mar y de los cielos que junto al verde me permiten tomar vuelo. 
Gracias a los ojos que me miran y miro.
También gracias por el oído que me alcanza sonidos. 
Gracias a las notas que dicen melodías. 
Gracias a los colores con los que te pienso.
Gracias a lo pequeño que me alcanza lo inmenso.
Gracias a la locura y a los que se creen cuerdos.
¡Gracias!
¡Por fin lo digo! 
Por el amor que me brindaste pues aún hoy es el motor de mi alegría.
Gracias a mi por permitirme elegir la intrepidez y saber que por ella dispongo de vida.
Ale. Buenos Aires 16-05-17m


Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”