martes, 20 de septiembre de 2016

¿Cerca o lejos? ¿Dónde?

"La queja es molesta, no sirve,  suele ser inoportuna casi insoportable cuando no aporta alguna solución..."
Es mucho y es poco a la vez, siempre es así en el laberinto lo importante es tener en claro que estamos marchando que estamos vivos.
Por momentos parecerás confundida pero " nunca hay que bajar los brazos" hay que tener en cuenta que pase lo que pase siempre todo está bien".
Esto pensaba ella sentada junto a la mesa blanca, mientras escribía tratando de aclarar sus pensamientos o tal vez tratando de ignorarlos.Intentaba  no " darse manija" con los reclamos que llegaban desde Buenos Aires...
¡ Qué difícil resulta a veces entender!
La música de Mozart la transportó, es que tiene ese modo cálido, sutil, delicado pero firme de abrazar a quienes la escuchan.
¡Si! la música te lleva, te porta hacia un sitio especial, único, mientras invade tu alma, te enfrenta a la felicidad y al escucharla no puedes ignorarla.
Enseguida recordó a Julio un colega, un amigo muy querido, profesor de ciencias de la escuela italiana que ama la música que la disfruta.El si no puede disimular su amor por ella, tampoco lo intenta.
"¡Qué bien!" pensó." Creo que  me iré al mar, a jugar con las olas, a gozar de la playa, nada mejor para aclarar la mente".
"¿Por qué querer entender? Si es más fácil "hacerse la tonta".
Para poder amar".
La arena estaba casi desierta, ya se acercaba el otoño y los turistas escaseaban.Ahora la playa es realmente una playa... Sin esos molestos intrusos que todos los veranos la invaden y se adueñan temporalmente de ella.
De vez en cuando el sol se ocultaba entre las nubes, pero siempre brillaba, arena, mar, un paisaje que también la portaba a la felicidad.
Pensó : "Hay que saber mirar, escuchar, aprender los diversos modos de decir de los otros, son distintos idiomas".
Este es otro sendero que debemos recorrer.Cuando lo logras encuentras algo muy importante, algo que la música y el paisaje intentaron decirte cuando te mostraron la felicidad.
Que tú buscabas fuera por la que recorriste miles de pasos toda tu vida. Y resulta que ella nunca estuvo lejos nunca ajena.Ella estuvo siempre dentro de ti, es así de sencillo solo tenías que detenerte a mirar.
Ale, 20-09-16Ale,Cavallino, Italia.

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”