jueves, 2 de abril de 2015

La poesia: visiones.-


¿Cuál es la dificultad para distinguir lo real de lo imaginado?
¿Cómo se comprende el idioma hablado y aquel creado para" traducir"?
Traducir los pensamientos y las emociones no es tarea fácil.
No es sencillo buscar entre recuerdos, entre vivencias presentes en ausencias. Hay que recorrer el sendero hacia atrás, volviéndolo a la vida.
Para luego contar instantes, tratando de que llegue lo de ayer a nuestros días, al mismo tiempo es encontrar la diferencia entre lo soñado y lo que has  vivido.
Se trata de conducir la palabra en el tiempo, de distinguir los hechos y los sueños, lo real de lo irreal. Combinar distinguiendo  lo natural con lo que no lo es.
La tarea es compleja, hay que ver en los espejos las imágenes y salvar lo verdadero, para contarlo con palabras, para darlo a conocer.
¿Cómo saber que lo que digo es real?
¿ O acaso no lo es y solo es una historia por mi creada?
"Un invento al que lo he dejado ser en mi cabeza", algo que pudo sortear el tiempo y naturalmente se introdujo en la historia de hoy.
Llegan constantemente infinitos sonidos, imágenes, aromas, colores, personajes.
¿Cómo escribir la poesía sin destruir la verdad?
¿ Sin crear un invento que me he creído?
Y que luego será "un engaño" para quien lo escribe y quienes lean?
¿Dónde alcanzo la visón de lo real y el límite con aquello imaginado?
Ali.Bs.As.02-04-15

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”