domingo, 15 de marzo de 2015

Te miré con prudencia.-



Te miré con afán y con mucha prudencia como siempre que algo o alguien me interesan.
Sin hacer comentarios ni dar mis pareceres, ni permitirme acaso poner en pensamientos
lo que desconocía, era tal mi entusiasmo cuando te conocí.
Porque todo  lo ignoto, eso no explorado, lo que se cree ver, es solo un espejismo acaso una imagen tal vez lo que no es...Se que las opiniones suelen ser pasajeras, nada es definitivo debemos ser prudentes, mejor es esperar.Hay que aprender a ver, a mirar sin prejuicios, a  mirar más allá, intentar conocer.Descubrir el misterio del otro es develar secretos, que cada uno tenemos y no dejamos ver. Conocer es sencillo se trata de mirar sin poner objeciones, mirar  y nada más.Te miré y tu reías, parecías alegre, no me hice ilusiones, no te puse adjetivos no quise encasillarte,no intenté definirte, te acepte así como eres, no quise encasillarme, ni tampoco encerrarme sin permitirme ver, Pretendí volar libre sin que nada ni nadie lo pudiera impedir. Te miré sonreíste, respondí tu sonrisa, me mostré como pude sabiendo que, cada nuevo segundo es un nuevo misterio y cada uno de nosotros somos magia también.-
Ali,Bs.As. 15-03-2015

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”