sábado, 6 de diciembre de 2014

Calor...

Es sábado, el sol brilla como sabe brillar  en diciembre
en Buenos Aires
La calle es un horno, ni celeste del cielo puede disimular
lo alto de la temperatura.
Yo enamorada de la primavera la extraño, la sueño y más  la añoro.
Me resulta casi imposible disfrutar de este día, no es el verano mi alegría...
La ventana me muestra el verde del jardín, el sol entre las hojas de elefante
disimula perfectamente lo caluroso del día.
La habitación es un remanso donde pasar las horas escribiendo sin que nada
me moleste, luego vendrá la tarde y entonces podré salir a caminar tranquila.
Chopin desde una radio lejana de Polonia me acompaña.
La lámpara no esta encendida pues con el sol de afuera  no hace falta
Sobre la mesa una pequeña mujer desnuda está a mi lado,
sentada  con los cabellos sueltos, parece que escuchara la musica extasiada,
Será tal vez porque a ella la encontré en Warszawa  una tarde, en la estación Central
donde  vivía...Un paisaje distante, para mi tan cercano.
Aquí hace tanto calor mientras allí hoy ha de hacer seguramente mucho frío..."

Buenos Aires, 06-12-14 Ali.-



Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”