martes, 22 de julio de 2014

El hotel viejo de la costa en Ostende...

A este sitio vecino al mar se acerca mucha gente, algunos llegan seducidos por sus marítimos paisajes y sus mitos, uno de ellos es el hotel Ostende.
El viejo hotel de la década del diez del siglo veinte, aún está en pie, luce intacto como si hubiera descubierto el secreto de la eterna juventud...
Fue edificado por  pioneros belgas, en un sitio de dunas, el paisaje  les recordaba sus playas, el mar abierto, los médanos, el viento...
Por años fue el único edificio de material que se lucía en esas playas, lo rodeaban las típicas casillas
construidas en madera, sobre pilotes realizados con postes, una edificación simple pero la adecuada para vencer a los vientos y esas dunas vivas que se mueven de un lado al otro.
Lo cierto es que a este sitio costero, llegan algunos individuos muy diferentes a los típicos turistas que en el verano visitan las playas de otros lares.
Aquí, a esta costa del Ostende bonaerense, muchos llegan buscando, tratando de encontrar quimeras... tal vez  perdiéndose en ellas con la ilusión de hacer real las fantasías.
Algunos no pocos, tratan de hallar cierta mística que les de vida, intentando de encontrar la inspiración.
Es así que buscan debajo de las dunas, los vínculos pesados que con gran fuerza les obliguen a mantener la identidad, esa que les es propia y los define.
Visitar este sitio dorado y en especial este hotel  que ha recibido a personajes de la cultura y de la letras, es en parte, una toma de posición.
Aquí estuvieron alojados conspicuos visitantes, Silvina Ocampo y Bioy Casares, también el famoso escritor Atoine de Saint - Exupéry.
En el hotel ocurre algo que no nos debería llamar la atención, pero que en el fondo es llamativo, al parecer el lugar tiene vida propia.
Los visitantes, coinciden en que el hotel es especial,  tiene  pocas  habitaciones con televisión, es silencioso, familiar y tiene una biblioteca interesante que ellos se ocupan de nutrir.
Aquí la gente se saluda.
Y el tiempo parece ir más lento.
Quien visita este sitio no es considerado un pasajero, nadie es anónimo...

Buenos Aires,22-07-14 Ali C.G.Maveroff.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”