jueves, 24 de abril de 2014

Dejándonos llevar...


Y si permitiésemos que el río 
nos llevara fácilmente.
Si nos dejaramos abrazar 
haciendo  que la vida fluya.
Si así  lo hiciéramos,
el río se haría cargo de nuestros cuerpos.
Y suavemente,
como si los estuviera acariciando,
los guiaría por su curso,
empujandolos ligeramente con su fuerza.
Para luego llevarlos hasta
las diferentes confluencias 
en las fortuitas citas
que les propondría a cada instante.
Haríamos un rumbo, 
acaso sin saberlo hasta la desembocadura 
y cuando menos lo pensarámos
encontraríamos al mar sin gran esfuerzo.
Entonces, otra sería la vida pudiendo 
divisar el horizonte.

Treviso, 24-04-14 Ali C.G.Maveroff P. Peyran.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”