lunes, 24 de diciembre de 2012

La Paz.-



I
Justo hoy,
visperas de la Navidad, aqui en Vicente López, en Buenos Aires, quiero a escribir sobre la Paz...

Hoy por la mañana, cuando salí a entrenar a una amiga, surgió este tema, mi amiga que es licenciada, se ocupa de trabajar sobre la Paz, trabaja para universidades y empresas.

"No se puede ser sin Paz".

La Paz es una creación conjunta, es un deseo que se construye a cada instante que va de la mano de la justicia.
Por eso en donde no existe la Justicia no hay Paz, pues como decía Quevedo : "Allí donde no hay Justicia es peligroso tener razón"
y agrego," quien tiene razón y no es escuchado no puede tener Paz".

En este mundo no tenemos Paz porque carecemos de Justicia.
Claro que el mundo "civilizado" nos hablará de Justicia y Paz, lástima que lo hace en forma hipócrita...

Volviendo a la mañana de hoy:
Cuando entrenabamos, suavemente pues el calor de Buenos Aires (agobiante) casi nos impedía movernos, teníamos la voluntad para hacer y seguir.

La voluntad debe ser el motor que nos ayude a buscar la Paz, toda la vida, buscando lo correcto, tratando de ponernos en el lugar del otro.-
II
"Buscar la Paz":
Recuerdo de niña en casa de Memé, mi abuela, como aprendí allí a buscar y a valorar la Paz.
Mi familia materna, era muy grande, mis abuelos imigrantes tuvieron once (11) hijos.
Cuando nos reuníamos para las fiestas tradicionales, día de la madre, Año Nuevo, etc, siempre rienaba un clima de familia, es decir de Paz y de Amor.
Luego me cuestioné, ¿Cómo pudimos compartir y vivir esa Paz todos juntos, hermanos,padres, hijos, nietos, cuñados,sobrinos etc.?

En mi familia eramos todos gente de Paz, casi todos imigrantes o hijos de imigrantes que surgieron de trabajo, luchas y de búsquedas.
Todos fueron personas de bien, que intentaron crecer por si mismos y que sus hijos progresaran, para poder hacerlo tuvimos que utilizar algunos elementos imprescindibles.

Estos son, la educación, el trabajo, la constancia, el respeto, la responsabilidad y el saber de las "diferencias individuales", todo esto da como resultado: la Paz.

Todos ellos que conformaron mi familia : argentinos, españoles, italianos, alemanes, turcos, radicales, peronistas, comunistas, religiosos, católicos, protestantes, judios, ateos, hombres y mujeres, todos me permitieron aprender que todos somos y debemos ser respetados como "iguales y diferentes", que nadie es dueño de la razón y que lo único que nos permite ser personas es el Diálogo.
"Cuando no podemos comunicarnos, todo se termina y la Paz es imposible..."
Mi familia, junto a mi abuela Memé que como buena francesa, reunía a sus hijos junto a ella siempre que podía, me enseñaron que debemos buscar siempre lo que nos une, hablar de aquello que nos es común y respetar las diferentes ideas y modos de entender la vida, pues entre tanta "diferencia" nos iguala el ser humanos, personas que estamos sedientos de Paz.

¡Feliciades en esta época de Navidad !, un deseo: que sigamos siempre en marcha sin deternernos, como hoy lo hicimos con mi amiga en el entrenamiento.
Que vivamos tratando de construir un mundo donde todos podamos ser, crecer y vivir en Paz.

    Antoine de Saint-Exupéry

    “What is essential is invisible to the eye.”