miércoles, 19 de septiembre de 2012

Canto 33 de El Infierno. (Tiranía).-



En la Divina Comedia, en el Canto 33º de El Infierno, Dante narra su encuentro, en el noveno círculo del Infierno, con el violento tirano Ugolino, de Pisa, que en 1289 había sido condenado a morir de hambre encerrado en la torre junto a sus cuatro hijos.
Ugolino le cuenta a Dante su desventura: Desesperado, ve morir de hambre uno a uno a sus hijos, luego queda ciego. Durante tres días los llama desconsolado y tantea los cadáveres macilentos.
La historia finaliza con este ambiguo, insinuante y terrible verso:
"Poscia, piú che'l dolor, potè il digiuno" (“El hambre pudo más que el dolor”)


"Ugolino, ciego, tantea los cadáveres de sus hijos."
Escultura de Augusto Rodin basada en la escena del Canto 33º de El Infierno, de Dante Alighieri


Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”