miércoles, 20 de junio de 2012

Un día.



Y un día les dijeron que los hombres no lloran,
entonces, guardé también mis lágrimas.
No podía  entender que querían decirles, y
que me decían a mi...
También me indicaron, en forma muy directa,
que las mujeres "no sirven", que no tenemos fuerzas,
y yo no lo acepté, me revelé enseguida.
No podía entender, ¡tanta ignorancia¡
Luego trataron de  enseñarnos,
que el egoísmo es malo,
más yo no sentí culpa, por buscar en la vida,
siempre, lo mejor para mi...
Y como no entendía, me pregunté:
¿Es que acaso el mandato, no es amar
a los otros como me amo a misma...?
La oscuridad reinaba frente a mi, por eso,
junto al camino me senté.
Me detuve a pensar, a encontrar
las respuestas de aquello que nos dicen,
los que quieren mandar...
Y descubrí muy pronto que lo mejor de todo
yo ya lo estaba haciendo,
ya estaba descubriendo,al menos cuestionando,
al  ponerme a pensar...

Bs.As20-06-12.AluC.G.M.P.Peyrán.-




Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”