jueves, 21 de junio de 2012

Junto...,


Junto al camino yermo deje mis huellas,
después de andar a ratos marchando,
buscando soliloquios, deshojando los días,
que pasaron  constantes, como en el calendario.
Junto al sauce que llora, escondí yo mis penas,
atrás quedó la marca de las noches serenas
y más al frente acaso, mostraron su sonrisa,
los días de alegría, en que yo sonreía.
Como mudo recuerdo de los tiempos pasados,
quedaron esos pinos, que en verano nos daban,
la sombra  de la siesta y  cubrían entusiastas,
con hongos, todo el suelo.
Ya no está aquel molino de generosas aspas,
donde en las tardes lentas, solíamos escondernos,
antes de ir al río.
Más la imagen serena del cielo con las ramas
bañado por enormes nubes de color blanco,
aún esta presente, desafiando el olvido.
Como la casa ocre, con el techo de paja,
donde el sol se dormía, donde todo era cierto,
cuando aún se soñaba, cuando aún yo creía...

Bs.As.21-06-12AluC.G.M.P.Peyrán.-




Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”