martes, 16 de junio de 2015

Un día...

Un día el sol me dio la pauta
Al entrar radiante por mi ventana.
así fue que descubrí las flores tras la rejas,
junto a las hojas verdes tan tranquilas.
En un instante deje de lado el silencio,
para escuchar el canto alegre de los pájaros,
Que conversaban desde sus nidos tan temprano,
esa mañana.
Y fue mi gato quien me dio el ejemplo
cuando impulsado por sus bríos subió casi volando
al marco de la ventana y sin ningún prejuicio
se escapo hacia el jardín así como si nada.
Allí lo vi feliz, jugando entre las plantas,
subiendo por las ramas veloz por un momento,
lento por otro rato, deteniéndose a veces 
Jugando a las estatuas, agazapándose luego para
pegar un salto.
Así lo vi jugando libremente lo vi entonces ser feliz,
tan libre descubriendo quien era.
Mar del Plata Ali.

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”