miércoles, 11 de febrero de 2015

A Mar del Plata la Costa Galana.-

274-Mar del Plata”.-


A Mar del Plata la Costa Galana.-


Por el camino del sol en el inicio de la costa franca, las amplias playas reciben diariamente al sol naciente.
En un comienzo solo había una bahía donde hoy está la Bristol tan céntrica y poblada, era la playa de los pescadores. De la ciudad ni noticias, había entonces apenas una aldea cuatro casuchas unos peñascos y todo campo abierto, con el tiempo la industria primitiva fue un saladero. Todo está rodeado por inmensas playa de arena fina y más al sur comienzan los acantilados. A los pies de estos imperan desde entonces el viento y el oleaje, arriba (nace o muere según el punto de vista) la tierra de la Pampa que se corta abruptamente. Al tiempo que fija, no deja de mirar el mar o tal vez lo que mira solo es el infinito. Al norte la "calma chicha" de la playa donde se encuentra el descanso de los caracoles.
Ciudad balnearia siempre abierta a los visitantes, la temporada baja coincide con la época de otoño, presente en el bosque y en las cercanas sierras cuaternarias que se levantan pétreas e imponentes en el vecino campo. Luego solo arenas, mar y sierra.Desde el Torreón del Monje los marplatenses no añoran vacaciones, pues saben que el mar les pertenece, corren, caminan pasean por la costa se sienten dueños de ese paisaje amplio y juntan caracolas en invierno allá en Punta Mogotes como lo hacía Victoria(1) quien se sitió hija adoptiva en el invierno de esta ciudad de sol y silencios. Al sur el Faro allí están las playas agrestes rodeadas de los verdes bosques, paradores lejanos con historias. Se destaca el bosque de Peralta Ramos lugar de amores, sitio de encuentros donde tomar el te a las cinco de la tarde en la cabaña de madera que dirige Sonia desde hace tantos años.
Falta contar mucho de tu historia joven, quien te visita no puede ignorarte, seguro que te quedarás en su alma.
Como le ocurrió al español Juan de Garay al describirte como "costa galana".-Ali.-


(1) Victoria Ocampo escritora argentina fundadora de la revista literaria “Sur”.-

Datos del descubrimiento de la costa marplatense:

".El primer hombre blanco que llegó por tierra a estos lugares, fue Juan de Garay (el segundo fundador de la ciudad de Buenos Aires). Fue en noviembre de 1581, que llegó a caballo acompañado de unos cuarenta soldados españoles. Tuvo una entusiasta impresión del lugar y la comunicó al rey de España en éstos términos: "Es muy galana costa y va corriendo una loma llana de campiña (la actual loma Santa Cecilia) y por algunas partes pueden llegar carretas hasta el agua. Es tierra muy buena para sementeras. Legua y media de la mar se acaba un tramo de cordillera que baja de la tierra adentro. Muestra grandes peñascos y en lo alto, campiñas y en la costa en algunas partes, descubre pedazos de peñascos donde hay gran cantidad de lobos marinos.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”