miércoles, 17 de diciembre de 2014

"No necesito un príncipe azul..."

No necesito un príncipe azul, lo supe desde siempre.
Nunca hizo falta pensarlo mucho, jamás necesité un príncipe azul, tal vez porque desde siempre por simple observación supe que los "príncipes azules" siempre destiñen...
Si ellos destiñen, porque no son nada especial...
Para muchas mujeres ellos son una mera ilusión y para muchos hombres, ser un "príncipe azul" es una obligación social que no hubieran querido tener que asumir jamas.
Pero claro nuestra sociedad es así y no solo en cuanto a los roles humanos, sino también en cuanto a muchas otras áreas, Nos venden ideas, se nos ubica en lugares y posiciones "importantes", "verdaderas",  que tal vez no sean tan valiosas o nos sean ajenas. Pero nos inculcan y nos engañan...
Nos hacen creer que somos libres, que elegimos que vivimos en democracia, que tenemos Fe, se nos enseña, se nos domestica. En suma durante toda la vida nos explican y pretenden hacernos entender: "como y quienes somos" o lo que es peor: "como debemos ser..."
Y claro a la mayoría los agarran desprevenidos y dejan de pensar, o son tan dóciles que sin mas aceptan ingenuamente y creen lo que les dicen.
Pero volviendo a los "príncipes", quiero señalar que yo nunca he sido monárquica, siempre he estado en contra de la monarquía, desde siempre me declaro republicana.
Esto es asi porque soy argentina y fue en la Argentina que desde el año 1813 la Asamblea de ese año abolió la esclavitud, los títulos de nobleza y los escudos de armas en todas las "Provincias Unidas del río de la Plata".
Por esto es que no valoro a los "supuestos nobles" y a sus familias que dicen tener "sangre azul" pero cuando necesitan una transfusión, comprueban que su sangre es igual a la de cualquier mortal.
Aclaro que en 1813 aún no había llegado a estas tierras ningún antepasado mio. Pero fue en el territorio americano donde primero nos liberamos de las cortes y de los títulos de nobleza. Fue América la que le dio al mundo los primeros pasos en lo que respecta a la Constitución  y a las Repúblicas modernas surgidas de aquellos territorios que se independizaban de los países colonialistas.
Creo que es la libertad la única reina aún que admitimos y soñamos en América, porque siempre han tratado de hacernos esclavos.
Y será por la libertad  que me es imprescindible como el oxigeno, que vivo y que no la negocio por nada pues no tiene precio.
Será también por ese "desapego" que necesito para de verdad sentirme viva y poder amar, que se "a ciencia cierta" que no necesito un "príncipe azul".
No necesito nadie que me complete, nadie que me cuide,"nadie que "se crea un príncipe".
Aclaro que desde siempre supe que los que me completan son "los otros", sobretodo aquellos que son tan inteligentes que me permiten ser y gozar de la libertad....
Bs.As.17-12-14Alicia C.G.Maveroff P.Peyràn.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”