viernes, 29 de junio de 2012

América del Sur.-













Anduve por la costa caminando  la playa,
luego recorrí campos, lisos y  llanos, allí en la Pampa.|
También vi  grandes ríos que bajan caudalosos,
cuando marché hacia el este, yendo tras las montañas.

Vi los campos sembrados, de verde y amarillo,
en las sierras lejanas, de San Luis, vi el desierto,
y en la precordillera la piedra, el sol, el viento...

Al llegar a Mendoza vi viñedos muy grandes,
los árboles frutales y olivos siempre verdes.
Todo esto fue logrado, solo por el esfuerzo,
la tierra dio sus fruto, el trabajo hizo lo otro.

Y andando tan segura de encontrar las montañas
llegué hasta el Aconcagua, la mayor y mas bella,
esa que está cubierta por las nieves eternas.

Así crucé la América, la del Sur, la que es mía,
esta, que desde siempre ha sido generosa,
y ha brindado  la vida, para aquellos que un día
cambiaron sus paisajes por otros,
que eran estos y luego fueron de ellos.














Bs.As.28-06-12AluC.G.M.P.Peyrán.-

Antoine de Saint-Exupéry

“What is essential is invisible to the eye.”